Sunday, 13 December 2015

Pierna de cordero al horno


Ingredientes (4-6 comensales)

2 piernas de cordero, 1 c/s de bayas de enebro, 2 c/s de romero, 2 c/s de tomillo, 2 c/s de orégano, ½ c/s de pimienta negra recién molida, 4 dientes de ajo, 1 c/s de mezcla de especias (pimentón dulce y picante, comino, perejil, albahaca, cardamomo, canela, mostaza, clavo, canela),, 100-150 ml. de Oporto, aceite de oliva virgen extra, sal.

Elaboración

Precalienta el horno con calor arriba y abajo a 200º C, si utilizas ventilador recuerda reducir la temperatura unos 15-30º C. Limpia bien las piernas o paletillas de cordero, retira todos los excesos de grasa y antes, pídele al carnicero que le haga dos cortes para que salgan tres raciones de cada pieza.

Pela los dientes de ajo y rállalos o machácalos en el mortero, añade todas las especias además de sal y un poco de aceite de oliva virgen extra. Para impregnar las piernas de cordero de los aromas y sabores de esta marinada, utiliza las manos.

Frota bien las piernas de cordero con las especias para marinar y sal al gusto, como si masajearas la carne, introduciendo los ingredientes también en los cortes practicados por el carnicero. Añade aceite de oliva virgen extra, la cantidad justa para que la bandeja quede impregnada de esta grasa, con la cocción del cordero, éste soltará más.
Introduce la bandeja con las dos piernas de cordero marinadas en el horno, y reduce la temperatura a 185º C durante los primeros 20 minutos, después dales la vuelta mojando la carne con el jugo que tiene la bandeja. Pasados otros 20 minutos, reduce la temperatura a 175º C y prosigue el asado durante 60-80 minutos más, según el tamaño de las piernas.

Durante este tiempo, dales la vuelta de vez en cuando a las piezas de carne, y a mitad de la cocción incorpora el Oporto. Si deseas una superficie de la carne crujiente, no lo viertas sobre ella, sino en la bandeja. Si lo que buscas es jugosidad y sabor sin una costra crujiente, de vez en cuando riega la carne con el jugo de la bandeja.

Cabe destacar que en la bandeja del horno en la que se asan las piernas de cordero, se pueden añadir patatas, cebollas, chalotas, ajos… a vuestro gusto y según la composición del menú.

Se conoce cuándo las piernas de cordero están asadas por el aroma que desprenden, el color de su superficie y la separación de la carne del hueso. Unos diez minutos antes de que esté en su punto, puedes apagar el horno y empezar a servir el primer plato.

Emplatado

Corta la pierna de cordero al horno en las raciones necesarias, generalmente por los cortes que le ha practicado el carnicero. Sirve cada ración de cordero aderezada con el jugo de la bandeja y la guarnición si la has preparado con ella. Sirve un buen pan para quien desee no dejar rastro en el plato y ¡buen provecho!

No comments: